Donald Trump tiene Confundido al Partido Republicano de California

Está más que documentado en los medios de comunicación que Donald Trump y Bernie Sanders, los dos candidatos que se oponen al sistema partidista, han impulsado el interés en las elecciones primarias de 2016 y la asistencia a ellas. Se espera que este fenómeno continúe a California.

Click HERE to Read in English

La candidatura de Donald Trump en particular, podría tener un gran impacto en la elección del Distrito 52 del Congreso de California, donde el Congresista Incumbente Scott Peters (D) se está enfrentando a 5 candidatos republicanos en la primaria no partidista.

Debido a la casi perfecta división partidista que existe en el distrito – donde un tercio de los votantes están registrados como Demócratas, otro tercio como Republicanos, y el otro tercio como Independientes – el resultado de las primarias del 7 de junio estará determinado por quienes acudan a votar.

Al igual que lo hizo en la elección de 2014, Peters se encuentra una vez más trabajando duro para atraer al voto independiente, el cual tendrá un impacto crucial para determinar al vencedor de esta elección. Esto ha motivado al Congresista a apoyar ciertas políticas que no precisamente se alinean con las tradiciones del Partido Demócrata. Esto incluye el tema de los veteranos y su reciente apoyo por Dean Spanos, billonario y presidente de los Chargers.

Los principales oponentes de Peters son las candidatas con mejor respaldo económico en el lado Republicano: Denise Gitsham ($425,000 recaudados hasta el momento) y Jacquie Atkinson ($146,000 recaudados hasta el momento).

El Partido Republicano eligió no pronunciarse a favor de ninguno de los candidatos republicanos que se encuentran contendiendo antes de la elección primaria, dejando a los candidatos a su suerte para combatir con la inmensa recaudación de Peters, que suma $2.2 millones de dolares. Ambas mujeres esperan que el partido republicano les conceda su apoyo una vez que avancen las elecciones primarias.

Con la campaña de Trump sentando bases en California, el foco se encuentra ahora en el impacto que tendrá el presunto candidato presidencial republicano en el resto de las carreras electorales en términos de asistencia y apoyos del partido.

Denise Gitsham laboró para la administración Bush-Cheney, bajo el liderazgo de Karl Rove, como coordinadora de la población hispana. Adicionalmente, comparte a su director de campaña, Jason Roe, con el Alcalde Republicano de San Diego Kevin Faulconer, quien también se encuentra en campaña para la reelección.

Faulconer ha declarado públicamente que no dará su apoyo a Trump. Gitsham, sin embargo, no ha hecho declaración sobre su posible apoyo a Trump o a cualquier otro aspirante a la candidatura presidencial.

Atkinson, veterana de la marina que es abiertamente homosexual y que fue apadrinada por el anterior Concejal de la Ciudad Carl DeMaio, declaró en marzo que daría su apoyo a Trump si éste recibiera la nominación del partido.

Debido al irregular apoyo por Trump dentro del partido, los republicanos están teniendo que batallar sus propios problemas internos. Inicialmente, los líderes del partido republicano no querían que sus candidatos se vieran relacionados con Trump, más ahora el partido está comenzando a hablar sobre unificarse tras él.

La elección por el Distrito 52 del Congreso de California probablemente atraerá votantes por sí misma, debido a que es una de las carreras más competitivas en el país. Si añadimos a un explosivo candidato presidencial a la mezcla, el destino del actual congresista se vuelve aún más incierto.