Independent Voter Project Tiene Éxito en Esfuerzo para Ampliar la Participación de Votantes de San Diego

San Diego, Calif.Independent Voter Project (IVP), en sociedad con Alliance San Diego, fue exitoso en lograr la aprobación de la Medida K, la cual expande el proceso de toma de decisión para los votantes de la Ciudad de San Diego. Con una fuerte coalición integrada por líderes comunitarios, sindicatos, y organizaciones dedicadas a los derechos electorales, la Medida K fue aprobada por una sorprendente mayoría del 58.6% de los votantes.

Button Text

Actualmente, en las elecciones para Alcalde, Procurador General y Concejales, un candidato es declarado victorioso si consigue más del 50% de los votos durante las primarias de Junio. Bajo la Medida K, todas las elecciones locales requerirán que los dos candidatos con la mayor cantidad de votos durante las primarias, se enfrenten nuevamente en la elección general.

De acuerdo a Jeff Marston, Co-Presidente de IVP, “La democracia funciona mejor cuando el mayor número de gente participa, y eso claramente es en Noviembre. De hecho, mientras que la participación en la elección general es casi el doble entre la población en general, en lo que concierne a las minorías y votantes jóvenes, entre 18-24 años, la participación es desde tres hasta cinco veces mayor en Noviembre.”

Adicionalmente, la Medida K alinea a San Diego con la manera de elegir a los representantes, legisladores y miembros del Congreso estatal en California. Los autores de la Medida K subrayan este punto, ya que ayudará a alinear el proceso de votación y reducir la confusión que muchos votantes tienen al no estar conscientes de que una elección puede verse por terminada en junio. Ahora, todas las contiendas electorales serán decididas en Noviembre- cuando el mayor número de gente participa, no el menor.

Los oponentes de la Medida K se enfocaron en cuestionar la legitimidad del proceso por medio del cual la medida gano acceso a la boleta electoral, preguntando el porqué no se investigaron otras tendencias de la votación, y haciendo declaraciones infundadas de que la medida absorbería millones de dólares que de otra manera estarían dirigidos a la seguridad pública y las calles.

De acuerdo a Marston, también hubo una “queja” que se convirtió en una fuente de orgullo y que servirá como incentivo para llevar este objetivo aún más lejos.

Los opositores argumentan que ningún otra ciudad en la actualidad elige a sus dirigentes de esta manera.

“Esta preocupación se ha vuelto una gran oportunidad para que San Diego se vuelva el líder en el esfuerzo de aumentar la votación ciudadana. Mientras más ciudades observen lo que hemos logrado, y cómo esto aumenta la participación en el proceso democrático, seguramente habrá un gran interés por unirse a nuestras filas,” Marston dijo.

“La Medida K de San Diego es una mejora al sistema que aún tiene espacio para mejorar. Nos encantaría colaborar con cualquier persona que quisiera ser parte de los siguientes pasos para mejorar el proceso,” dijo Chad Pace, abogado de IVP.

IVP fue autor de las primarias no partidistas top-dos en California, aprobada por los votantes de California en 2010. En ese año, la mayor parte de la oposición provino de la derecha. La Medida K es la segunda reforma electoral significativa que es escrita por la organización basada en San Diego. Y este año, la oposición a la Medida K se originó del ala conservadora.

IVP está comprometido a promover reformas electorales que obedecen al propósito de que las elecciones sirvan para los votantes, y no solo para los partidos políticos.

“Cuando los votantes importan más, nuestra democracia representativa se vuelve más efectiva. Frecuentemente, las reformas de IVP son vistas como “anti-partidistas”. Nosotros creemos que es lo contrario. Todos los partidos políticos se volverán más fuertes si escuchan a un mayor número de votantes,” dijo Peace.