Candidatos para la Procuraduría de San Diego hablaron con IVP sobre el Derecho al Voto en la Elección General

[/ivn_raw]

IVP San Diego, parte del Independent Voter Project (IVP), organizó el 8 de Abril un panel de discusión informativa con cuatro de los cinco candidatos que se han pronunciado por la procuraduría de la ciudad de San Diego. Uno de los temas más importantes de la noche fue la regla de 50%+1 la cual controla las elecciones primarias de San Diego.

Click HERE to Read in English

Los candidatos Gil Cabrera, Rafael Castellanos, Mara Elliott, y Bryan Pease se reunieron con un sustancial número de votantes en Lestat’s West, Normal Heights para discutir el impacto de 50%+1, así como otros temas relacionados con los derechos de los votantes, la asistencia a las urnas y el financiamiento de campañas políticas.

El quinto candidato, Robert Hickey, no pudo asistir por conflictos en su agenda.

Esta regla electoral es una de las más importantes y menos democráticas, y no es fácil de entender para los votantes. Al igual que el sistema no partidista de California, en el sistema top-two primary (escrito por IVP), los votantes de San Diego eligen en junio durante las elecciones locales (incluyendo la de procurador) a los dos candidatos con la mayor cantidad de votos para que avancen a la elección general… a menos de que alguno de los candidatos reciba más del 50% de los votos, ya que en tal caso la elección es concluida y el candidato es declarado ganador.

Lo que provoca esa regla es que si el candidato es declarado ganador en las “primarias” de Junio, los votantes y el público en general se quedan sin elección y sin un diálogo entre candidatos sobre los temas más importantes para la ciudad.

IVP se encuentra organizando una campaña para anular la regla de 50%+1 y para exigir que todas las elecciones locales se decidan hasta noviembre.

“Es un hecho que la asistencia a las urnas es por lo menos el doble cuando se llega a las elecciones generales, en comparación con la etapa primaria. Y, cuando se analiza específicamente la participación de minorías y jóvenes, la diferencia es de tres, cuatro y hasta cinco veces mayor,” declaró Jeff Marston, Co-Presidente de IVP.

El panel de candidatos se concentró principalmente en los retos – políticos y en términos de tiempo – de poder presentar la reforma de 50%+1 al Council Charter Review and Rules Committee para añadirlo a la boleta de noviembre. En general, los candidatos se mostraron abiertos a una reforma.

Esto es lo que los aspirantes dijeron sobre 50% +1:

Gil Cabrera: “Agradezco y apoyo el esfuerzo de IVP para asegurar que más votantes se involucren y se mantengan informados sobre el proceso electoral. Reformar la regla 50%+1 en las primarias locales es una buena forma de asegurarse que nuestros ciudadanos se mantengan completamente inmersos en estas elecciones de suma importancia.”

Rafael Castellanos: “Cumplir la promesa de la democracia americana requiere que tomemos toda oportunidad para aumentar la participación ciudadana. Eliminar el sistema de 50%+1 es una de esas oportunidades.”

Mara Elliott: “Aumentar la participación ciudadana es vital para ampliar la voz de las personas y brindar atención a las zonas marginadas que merecen más. Apoyo las reformas que prometen aumentar la asistencia de los votantes a las urnas y que obligan a los políticos a ser responsables de sus actos, como la medida de completa participación de votantes para asegurar que las elecciones se deciden en noviembre cuando el mayor número de gente participa.”

En 2012, tan sólo 2 de las 7 elecciones locales llegaron a la etapa de elección general, y en contraste la asistencia a las primarias fue de 220,679 votantes, comparado con la elección general donde participaron 448,138. Eso significa que 227,000 de los votantes en Noviembre pudieron haber sido excluidos de ciertas etapas del proceso electoral!

Y en 2014, los ciudadanos tuvieron el derecho de votar en tan sólo 1 de las 4 elecciones locales en la elección general.

El porcentaje de participación de Latinos y Afroamericanos, es bastante más bajo que sus contrapartes – por un gran número de razones, incluyendo la falta de educación electoral que se dirige a estas comunidades en la etapa primaria.

Como resultado, la regla de 50%+1 priva a muchos de los votantes de su derecho a un proceso electoral significativo – y a su efecto – de representación.

Esta ley es también engañosa para los votantes, ya que el término “primarias” implica que una elección final seguirá en el proceso. Pero como se encuentra ahora la ley, las elecciones primarias de San Diego es en realidad una elección general ya que tiene el potencial de terminal en la etapa primaria.

Nada es más importante en nuestro sistema democrático y representativo que la manera en la que elegimos a nuestros líderes. Y por eso agradecemos a los candidatos a procurador de la Ciudad de San Diego por tomarse el tiempo para discutir este tema de suma importancia.

Nota del Editor: IVP se acercó a Bryan Pease y Robert Hickey para conocer sus comentarios al respecto. El artículo se actualizará en cuanto se reciba información sobre sus campañas.